miércoles, diciembre 14, 2005

Me derrito, me derrito ...

Esto era lo que la bruja del mago de Oz gritaba, luego de que Dorothy le arrojase agua encima; agregaba un filosófico y sufrido "que mundo, que mundo" mientras se evaporaba ante los ojos de los protagonistas de la historia.
Así me siento en esta época, el verano en Santiago a veces me es insoportable. Pasados los 28°C empiezo a sentir molestias, pasados los 30°C comienzo a sentirme mal, pasados los 32°C ... me derrito, me derrito. No es broma.
A los 7 u 8 años, se me hizo un pequeño estudio, a causa de que a veces me sentía realmente mal cuando hacía ejercicios físicos en la escuela, no era siempre solo ocasionalmente, pero cuando ocurría era muy desagradable. El médico que me atendió, descubrió que tengo un pequeño desbalance metabólico, este hace que me deshidrate mas rápido de lo normal, no es grave, solo debo hidratarme adecuadamente antes de algún esfuerzo o corro el riesgo de un desmayo. El problema es que a causa de este "pequeño desbalance", me derrito, me hago agua, cuando la temperatura supera los 30°, mi camisa se moja con el solo acto de caminar y si no me cuido la paso realmente mal.

Aunque debo darle gracias a Dios, de que este año ha sido muy benigno en cuanto a la temperatura, el verano es verano y ya estamos en 30°C. Ayer hizo 32°y la verdad hubo momentos muy molestos en la mañana, básicamente debía sentarme cada 15 minutos para recuperar fuerzas.
El verano no me gusta nada, nunca he "disfrutado" de esta época. Trabajar en el centro de la ciudad, rodeado de cemento y con traje y corbata ... bueno digamos que desquito el sueldo ... aunque claro en estos momentos nadie me paga, ya que la práctica es gratuita. Menos mal que me queda solo un mes.

Lo único bueno de esta temporada, son las mujeres, a veces es sorprendente la forma en que se visten, ¡con casi nada!! ... lo que se agradece mucho ;). Aunque claro, a veces ni de eso me doy cuenta :(
Pero bueno, para mi el verano sirve para recordarme lo mucho que amo el invierno ... y como lo extraño.

2 comentarios:

  1. Que contrariedad!! aquí yo estoy en etapa de congelamiento jajajaja... si quieres puedes venir por aquí; El señor invierno te espera con una tacita de chocolate caliente y por supuesto yo también.

    Mmmmm.... porque no metes en los bolsillos de tú saco unas pequeñas hieleras?? jajajajajajajajaja ¿Las conoces? son unas especiales, diseñadas para personas como nosotros. Eso ;)

    que palabras tan complicadas da tú blog... lo único que puedo pronunciar es el "goma" de la palabra "OVCZGOMA"

    ResponderEliminar
  2. ¿Pequeñas hieleras en los bolsillos? No las conozco, pero me voy a fijar.
    En todo caso hasta en invierno pierdo agua con facilidad.

    Jugar con el código verificador ... JA JA JA JA JA Ja Ja Ja Ja ja ja ja ja ...
    Por favor, sigue asi niña, nunca, nunca, nunca cambies y no dejes que nadie te diga lo contrario.
    Supongo que los blog se mimetizan con su dueño ...

    Un beso ... en la mejilla ...

    Eso.

    ResponderEliminar