sábado, mayo 07, 2016

Lamento



A veces, en días como hoy, me detengo.

Respiro.

Miro hacia atrás y veo lo que tuve,
Lamento mis pérdidas.

Tengo pocas cosas que lamentar, muy, muy pocas.
Pero esas pocas cosas son profundas.

Un lamento profundo, que no se puede callar.