jueves, junio 21, 2007

Cuando llueve ...


Cuando llueve me gusta escuchar canciones románticas, tristes si quieren. No digo que esas calificaciones sean sinónimos, es solo que, por lo general, las canciones románticas son o traen consigo melodias mas melancólicas que las canciones de otro tipo.

Cuando llueve me gusta escuchar canciones de este tipo, no porque me ponga triste la lluvia, mas bien todo lo contrario. Como la lluvia me pone feliz es el momento perfecto para escuchar canciones tristes. Es como comer manjar (dulce de leche) con nueces, estas contrarrestan el dulce y de esa forma no atosiga.

Cuando llueve me gusta caminar bajo la lluvia, con un viento suave que agite las hojas. Es extraordinario sentir el aire húmedo y limpio que queda al llover. Me gusta como queda mi ciudad, mas limpia y clara que en ningún otro momento.

Podría caminar por horas bajo la lluvia, de hecho lo hago y disfruto cada momento.
Siempre que me pregunto como logro soportar el verano, me doy cuenta que es gracias a momentos como este, pura y simple paz y quietud, gracias a la lluvia.

Preocuparme casi por cualquier cosa, en un momento como este, es tonto. Es la ocasión para disfrutar de la alegría que la lluvia me trae, siempre me detengo un momento para oir la lluvia caer, oir como rebota en los techos, como suena en las hojas de los árboles, como siento el agua en mi cabeza, en mi piel ....

Cuando llueve soy feliz ...

miércoles, junio 06, 2007

Y renuncié ... al trabajo, no a la vida

Eso ha sido parte de mi nick esta semana, y eso es porque renuncié a mi trabajo. En realidad lo hice la semana ante-pasada.

Son muchas las razones por las que hice esto y podria darles cientas de ellas, pero si lo hiciera sonaría como un resentido y no lo soy o, mas bien, no lo estoy. En resumen... es mi culpa, pensé que podía trabajar y hacer la memoria y no pude. Es mi culpa por no haberme dado cuenta de lo que hacía. En estas últimas semanas, comencé a sentime cada día peor con mi trabajo, creo que comencé a deprimirme y como ya tuve una época así, no quiero repetirla.

Como le escribí a una chica (lo de chica lo digo en tono simpático, no trato de denostar su calidad como persona :P ¿ok, K? ;) )me he autoimpuesto ciertos deberes, una determinada forma de vivir. He decidido que debo vivir así, so pena de dejar de ser yo, algo que me parece el peor de los destino, pero a la vez me he concedido ciertos derechos y el principal es ser feliz ... y en mi trabajo, o mas bien, por mi trabajo no lo estaba siendo.

Yo no soy el empleado que mi jefe necesita, lo sabía y aún asi decidí seguir, ese fue mi error. Esta incompatibilidad entre lo que creo que soy y lo que mi jefe busca y necesita, nos provoca roces y una gran desmotivación (al menos a mi). Creo que mi primer error fue no irme cuando tenía pensado, en Enero de estre año, pero para que les miento, tener un ingreso seguro después de 2 años de trabajo esporádico fue una tentación que no resistí. Eso me enseñará a hacerme caso a mi mismo.

Como resultado, ahora tengo deudas y compromisos que afrontar y lo que no tengo es un trabajo en mi futuro cercano. Mmm supongo que esta es la peor jugada que he hecho con mi vida en años, pero ya lo arreglo luego. Eso es lo irónico, estoy seguro de que el primer paso para lograr reparar mi vida es renunciar a mi trabajo, pero esto me genera, problemas nuevos ... ah! C'est la vie.

Y depués ... ¿y después? ... en realidad el "después" por ahora no importa, porque prefiero no hacerme problemas con cosas que han de suceder, pero en que no tengo control.

"Lo que ha de ser, será" ...

"Los valientes viven poco, los cobardes nunca viven de verdad"...

Eso.
Rodrigo C.