domingo, octubre 04, 2015

El hombre y la lluvia.

Había una vez una niña que gustaba de contar historias.


Y con sus historias llevaba la lluvia.

Buscaba alguien que le contase historias, para amarlo como se ama la lluvia.

Ella viajaba contando sus historias y los hombres la amaban,
Pero ella no amaba a ninguno, porque no conocía sus historias.

Muchos hombres le ofrecieron dinero, 
Otros le ofrecieron sus casas,
Algunos sus vidas,
Pero ella les decía, "lo siento debo irme y no te puedo amar".