Lamento



A veces, en días como hoy, me detengo.

Respiro.

Miro hacia atrás y veo lo que tuve,
Lamento mis pérdidas.

Tengo pocas cosas que lamentar, muy, muy pocas.
Pero esas pocas cosas son profundas.

Un lamento profundo, que no se puede callar.




Comentarios

  1. Si miras atrás podrías convertirte en sal... no voltees, no te lamentes, aprende y pa'delante.

    ResponderEliminar
  2. Pues, no es que me lamente tanto, solo lamento un par de cosas.... mi vida es feliz, el recuerdo es el triste.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares