domingo, abril 25, 2010

Recital de Chopin


Hola querido lector:

Mientras encuentro espacio ánimo y tema para escribir, les contaré un poco de lo que hice esta semana.

Este año se cumplen 200 años del nacimiento de Fryderyk Chopin, compositor polaco que centró su vida en el desarrollo de su talento con el piano, logrando alguna de las piezas mas bellas jamas compuestas para ese instrumento.

Chopin desarrollo su obra principalmente en Francia, durante su estadía en ese pais Polonia resultó invadida por los rusos. Lamentablemente polonia se encuentra enclavada estratégicamente en el paso entre el oriente y occidente de Europa, por lo que su historia existe entre las invasiones que ha sufrido.

Chopin es el compositor de algunas de mis piezas favoritas de música clásica, por tanto, es uno de mis compositores favoritos.

Este jueves se realizó un recital gratuito en la estación de metro Quinta Normal, en el que Michio Nishihara Toro, un pianista chileno de ancestros japoneses interpretó un interesante repertorio, que fue amenizado con anécdotas y comentarios que el maestro dió gracias a la intervención de uno de los organizadores del recital.

Siempre digo que a veces, en mi vida pasan cosas diferentes ... menos mal.

En este caso, el recital se dió en la que es una de las estaciones de metro que mas uso, Quinta Normal, en esta estación el Metro de Santiago habilitó una sala mulifuncional que tiene una acústica increíble. No solo pude disfrutar de unas interpretaciones perfectas de cada una de las piezas, sino que además, escuché parte del recital el día anterior en el ensayo que hizo el interprete (la foto del post es del ensayo).

Nota aparte merece la distinguida señora que se sentó a mi lado y que resultó se la embajadora de polonia que asistió de incógnito al recital y que al final del recital se presentó y agradeció por este "homenaje" a su pais (para que estamos con cosas, Chopin fue un patriota de su pais, tocar a Chopin siempre es un homenaje a Polonia)

Lamentablemente no interpretó Valz Nº 10 Opus 69, que es mi pieza favorita de clásico, pero el recital en si mismo fue perfecto.

Una perfecta tarde después del trabajo en el que en vez de ir a mi casa directamente, tuve una tarde azul.

2 comentarios:

  1. Es genial esa sala, fui una vez a ver una obra ahí el año pasado y deberías romper más seguido la rutina, se siente bien :D

    Ssludos ^^

    ResponderEliminar
  2. Que raro es saber que podemos caminar por los mismos lugares, sin conocernos, pero conociendonos :P

    Sí ves a un tipo de traje escuchando musica, viendo las cosas de manera extrañada y con cara de no entender la vida, probablemente sea yo.

    ResponderEliminar