jueves, mayo 22, 2014

Silencio

Hoy tocaron esta canción y me acorde de ti.

Eras una pequeña y simpática bola de pelos y pasaste a ser una compañía invaluable en esa época en que estuve físicamente sólo, salvo por tu compañía, por supuesto.

Recuerdo como me acompañabas en invierno, a mi lado, en silencio, mientras veíamos llover. Acicalabas tus orejas, comías tu manzana y levantabas tu cabeza para verificar que estuviera al lado. Seamos sinceros, no me tomabas mucho en cuenta, pero me acompañabas, estabas conmigo, suena contradictorio pero en ese momento tu silencio me llenaba.

Hoy llovió, en esta sequía que tenemos, hace mucho que no llovía así... Llovió como entonces, cuando me acompañabas, y me acordé de ti. La ventana entreabierta para que tu nariz saliera, yo al lado con un te y un libro. Hoy trabajaba, pero habría agradecido tu silencio.

Si me dejan, la próxima vez que te vea te llevo una manzana, a cambio te pido que te quedes a mi lado un rato, leeremos un libro y me llenarás de silencio, ¿te parece?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario