domingo, enero 21, 2007

Una semana sorpresa.

De todas las semanas raras, extrañas, diferentes que he tenido estos últimos dos años, esta se
lleva el premio.

Para empezar el fin de semana pasado escribí una carta, no un e-mail, una carta con lápiz y papel y correos de chile y todo el aparato estatal que eso implica ... a que fue raro?.

El lunes de esta semana fue completamente normal, el martes por otro lado me encontré con Alejandro a quien no veía hace unos dos años y medio. Él esta muy bien, casado, sin hijos, con un buen trabajo, Después de saludarnos conversamos como 20 minutos, mientras él esperaba unos amigos. Fue muy divertido verlo y conversar, hacía tiempo que no conversaba con un par (alguien igual a mi, salvo por el trabajo, claro :P). Recordamos la época en que trabajabamos juntos, le pregunté por sus trabajos pasados y por el actual, lamentablemente solo está en Santiago de forma incidental haciendo unos cursillos, para esta hora ya estará en el norte de Chile.

Miercoles nada ...

Pero el Jueves me encontré con Paulina A. jajaja :D ella debe ser una de las mujeres de mejor cuerpo que yo haya conocido. Lo digo con todo respeto y desde la perspectiva de un tipo que se fija mas en los ojos (que los tiene color miel, manchados con un poquito de verde) que en el cuerpo. Es alta, un poco deslenguada para hablar, pero ni tanto, lo que mas me gusta es su conversación; lo que menos me gusta es que usa unos tacos enormes que me hacen parecer enano, pero yo creo que tenemos la misma altura. Deben ser de unos de 10 centímetros mínimo. Bueno con ella conversé un rato, de todas maneras iba apurada, yo también , pero a mi no me importaba :P El asunto es que conversando le digo que vamos a ir a almorzar algunos de la oficina, ella también trabajó ahí y en cuanto se lo propuse le gustó la idea y me dijo que la llamara para confirmar. Le dije donde íbamos a almorzar y que la llamaba

Llega el viernes, la perspectiva de reunirme con mis compañeros de trabajo y con Paulina A. me parecía lo mejor del mes, pero ese día me retrasé en mi trabajo en la mañana y llegué a la oficina como a las 13:45, el asunto es que comenzaron a llamar mujeres no invitadas inicialmente (no las invité, solo porque no se me ocurrió :P ) De pronto aparecen Paulina O. y Francisca JA, es que la sorpresa fue enorme, en serio. Lo mas divertido es que de la oficina finalmente fuimos muy pocos y Paulina A., a quien sí había invitado, no pudo ir ... jajajajaja
La pasé muy bien, realmente bien :D. Almorcé con 4 mujeres que me caen bien y con quien me divierto mucho ...

Y de la conversación con mi jefe para ponernos de acuerdo en las condiciones de mi continuidad nada, la verdad me dió lata ponerme a conversar de eso después de estar tan bien.
Será para esta semana.

Espero que tengan una semana ta sorpresiva como la mia.

Eso.

2 comentarios:

  1. Muy buena semana... ¿y de quién fue la carta?, ¿si fue una sopresa doble?.

    saludocs!

    ResponderEliminar
  2. Hey, tanto tiempo:
    Pues cre que leíste mal, la carta la mandé yo a una amiga de una ciudad cercana a la mia, yo vivo en Santiago y ella en Valparaiso, son un par de horas de viaje.
    Eso.

    ResponderEliminar